Mientras esperan el duelo por un lugar en la final de la Copa Argentina, los planteles de River y Deportivo Morón se vieron sorprendidos al enterarse de que debían realizarse un control antidoping sin previo aviso.

Personal de la ONAD (Organización Nacional de Antidopaje) se acercó a los entrenamientos de los equipos que se enfrentarán el domingo (20.30) en Mendoza y designaron, sorteo mediante, a dos jugadores por bando para que se sometan a los exámenes.

Por parte de River, Ignacio ScoccoMarcelo Saracchi fueron los seleccionados, mientras que en el Gallito eligieron a Rodrigo Díaz y Cristian Lillo.