En dólares, las cotizaciones de las acciones argentinas cayeron a la mitad en 2018. (AP)
En dólares, las cotizaciones de las acciones argentinas cayeron a la mitad en 2018. (AP)

Mientras que en la Argentina la novedad financiera es la caída del precio del dólar, por la agresiva tasa de interés impuesta por el Banco Central, a través de sus Letras de Liquidez (LELIQ), en el plano internacional el movimiento de tasas tumbó las cotizaciones de las acciones, efecto al que no escapan las compañías argentinas.

Para los certificados ADR de empresas nacionales que operan en Wall Street se volvieron a imponer las cifras negativas. La mayoría de las acciones sondea sus precios mínimos de 2018, y también los más bajos en tres años, similares a los de septiembre de 2015.

En Nueva York, Grupo Galicia resta 2,2% y BBVA Francés pierde 5,2 por ciento. Las acciones bancarias arrastran en 2018 una caída próxima al 70% en dólares.

Fuente: Rava Online (actualizado 14 horas)
Fuente: Rava Online (actualizado 14 horas)

La directriz de los mercados la definía la ascendente tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU. Aunque este jueves cae a 3,17% en el título a 10 años, el rendimiento quita atractivo a las acciones, incluso a las norteamericanas.

Por otra parte, la aversión al riesgo global se complicaba por las críticas de Donald Trump contra la política de la Reserva Federal (Fed) y sus declaraciones críticas a la estrategia económica y comercial de China.

El índice Dow Jones de Industriales cede 0,5%, a 25.473 puntos y acumula una pérdida de 5% desde el récord histórico de 26.828 enteros del pasado 3 de octubre.

La Bolsa porteña también se sumaba a la oleada vendedora, por este comprometido frente externo. El índice líder Merval de ByMA (Bolsas y Mercados de Argentina) pierde 2%, a 28.000 puntos.

Tanto en el exterior como a nivel local las altas tasas quitan atractivo a las acciones y los bonos

En lo que va de 2018 el Merval retrocedió un 6,8% en pesos (contra una inflación por encima del 25%) y del 52,7% medido en dólares, debido al salto de 101 por ciento del tipo de cambio desde el arranque del año.

“Hay un conjunto de factores que jugaron en forma negativa. Lo más claro es la tasa de interés en EEUU, que había superado el 3,2%, contra un valor mucho más bajo en diciembre que era de 2,4%. Esto impacta negativamente en los mercados porque afecta el costo de endeudamiento de las empresas“, comentó Luis Palma Cané, experto de Fimades.

Las altísimas tasas de interés de las LELIQ también son una referencia para el équity local. Al secar pesos de la plaza quitan fluidez a la demanda de acciones y bonos y, a la vez, anclan a la actividad económica en su piso, por el excesivo costo del dinero. A mayor recesión, menores expectativas de ganancias para las empresas cotizantes.

Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil consideró que la tasa “súper alta” es “veneno” para el Merval. “Lo fue del 48 % como lo es la actual del 74%, que pone en jaque la Bolsa que queda expuesta al cachetazo, teniendo en cuenta que el Central seca la plaza de pesos y la Bolsa se hace de pesos, vendiendo”.

Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal, anticipa “mucha volatilidad”, porque “el mercado va a estar altamente sensible no solo a temas propios sino también a externos. El escenario externo claramente no va a empujar, como lo ha hecho en años anteriores, pero creemos que tampoco va a ser una gran piedra en el camino para que Argentina pueda encontrar una salida”.

Por su parte, los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE)  promediaban una ligera alza de 0,1%, aunque el riesgo país de la banca JP Morgan crecía cuatro enteros para la Argentina, a 686 puntos básicos, después de haber tocado las 700 unidades por la mañana, la cifra más alta en un mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here