La investigación se originó a partir de un robo a mano armada en la Capital Federal. Tras ese hecho, el Ministerio de Seguridad de la Nación ordenó a la Policía Federal Argentina que se realice una serie de tareas de inteligencia para dar con los responsables. Gracias a estos procedimientos, se lograron desbaratar dos organizaciones de piratas del asfalto que operaban en la zona metropolitana.

El procedimiento fue desarrollado por el Departamento Unidad Federal de Investigaciones Especiales (DUFIE) de la Policía Federal luego de un hecho de sustracción de mercaderías en tránsito. Los involucrados estaban armados, privaron de su libertad a las víctimas y fueron muy agresivos durante toda la maniobra.

Luego de este ilícito, los detectives llevaron a cabo distintos estudios de cámaras de vigilancia y señales telefónicas, y dieron con las identificaciones y los sobrenombres de ocho sospechosos. La pesquisa arrojó que se trataba de dos bandas independientes que tenían bien definidos sus roles, jerarquías y “modus operandi”: asaltaban a los damnificados y rápidamente ocultaban los bienes sustraídos para su posterior comercialización en el mercado legal, a través de comercios lícitos.

Con las pruebas acumuladas, se libraron 28 órdenes de allanamiento en viviendas, depósitos y comercios de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Así los uniformados arrestaron a ocho miembros de las redes delictivas. Asimismo, secuestraron vehículos utilizados para el delito y armas de fuego.

“Este tipo de delitos generan mucha preocupación en los ciudadanos. Vamos a seguir trabajando junto a las fuerzas federales y las policías locales para llevar a los delincuentes ante la Justicia”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

A través de estos procedimientos se logró recuperar gran cantidad de mercadería valuada en casi un millón de pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here