Billiris y su cómplice Mercado en la planta baja de Comodoro Py esta mañana, rumbo a la sala del TOF N° 8
Billiris y su cómplice Mercado en la planta baja de Comodoro Py esta mañana, rumbo a la sala del TOF N° 8

No hubo reclamos de absolución ni gritos de inocencia. Gerardo Billiris llegó esposado a la sala de audiencias a la espera de la sentencia que se dictará poco después de las 17 horas de esta tarde y que puede condenarlo a 50 años de prisión. En voz baja, sólo se lo escuchó decir: “Siento arrepentimiento, pido perdón a la señorita Belén Torres. Ella sabe que nunca quise lo que pasó. Quiero desterrar las drogas de mi vida. Quiero volver a ser la persona que alguna vez fui”.

Con estas palabras, el anestesista que está acusado de tentativa de femicidio, abuso sexual agravado y suministro de drogas a la joven Belén Torres rogó por su suerte ante el Tribunal Oral  Federal N° 8 que resolverá si lo condena, junto a otros dos acusados. La sentencia se conocerá a partir de las 16:30. La fiscalía pidió para él una condena de 28 años. La querella, de 50, con penas menores para sus co-imputados, Juan Martín Mercado y Cristopher Rosenthal.

Belén Torres estaba en los tribunales de Comodoro Py 2002 para saber qué sucedería, pero ella eligió no entrar al recinto. Sí, en cambio, habló con la prensa: “Quiero justicia por lo que me hizo. Me quiso matar. Punto”.

Belén Torres, la víctima
Belén Torres, la víctima

Los jueces Sabrina Namer, Gabriela López Iñíguez y Nicolas Toselli comenzaron la audiencia casi sobre las 11 de la mañana, en medio de una gran expectativa periodística. Pero la hora de las definiciones se hizo esperar. El fiscal Marcelo Colombo respondió a los argumentos de la defensa en sus alegatos que pedían nulidades y declaraciones de inconstitucionalidad. Luego también habló el abogado de la querella, Fernando Burlando, y una vez más los defensores.

Recién a las 12:30, llegó el momento que estaban esperando los acusados, en una sala colmada de tensión.

El primero en hablar fue Cristopher Rosenthal, hijo de un reconocido empresario del rubro de seguros, el único de los tres acusados que no está preso. “Soy inocente y esperen que se haya podido ver que no hice nada de lo que me están acusando”, dijo.

Momentos después, Billiris se puso de pie y se acomodó frente al micrófono. “Lo único que quiero decir es que siento un profundo arrepentimiento de haber hecho un mal inconscientemente. Estoy muy arrepentido. Arrepentido de cómo las drogas me llevaron a la destrucción. Pido una segunda oportunidad para criar a mi hija y ser el que alguna vez fui”, arrancó.

El anestesista durante el juicio
El anestesista durante el juicio

“Quiero pedir perdón a la señorita Belén Torres. Ella sabe que nunca quise lo que pasó. Conscientemente pido perdón, porque imagino lo que deben haber sufrido los padres. Pido perdón a la familia. Nunca estuve bajo mi voluntad y ella en su interior lo sabe”, añadió.

Billiris afirmó: “Necesito ayuda para salir de las drogas y seguir con el tratamiento. Hace 2 años y 3 meses que no consumo nada. Quiero desterrarlo de mi vida para siempre. Y ser la persona que alguna vez fui”.

El final de sus palabras dio paso a Juan Martín Mercado, ex actor y relacionanista público. Él fue el más explícito a la hora de reclamar al Tribunal por su suerte. “Quiero decir que hace dos años y medio que estoy preso y todavía no sé por qué. Lo que dicen esos papeles no reflejan la persona que soy”, afirmó.

De remera blanca y jeans, Mercado aseguró: “Necesito que me devuelvan la libertad. Destruyeron mi vida, no soy eso que dicen los papeles, soy una persona de bien. ¿Drogadicta? Sí, pero no le causa el mal a nadie. Devuélvanme la libertad, por favor se los pido”.

El fiscal Colombo pidió 20 años para Mercado y 8 para Rosenthal.

Cristopher Rosenthal
Cristopher Rosenthal

Billiris, de 41 años, fue detenido el 31 de enero de 2017 acusado de haber agredido a Belén en su departamento del barrio porteño de Palermo, donde ambos habían consumido drogas.

Fue la joven la que hizo público el ataque: dio detalles sobre lo que pasó ese día a través de un video que se difundió por redes sociales y los medios de comunicación, en el que la joven aparecía con la cara desfigurada por los golpes.

El escándalo creció con la posterior aparición de otra joven que dijo haber sido víctima de Billiris en oportunidades anteriores. Se trató de una joven de 23 años, modelo, cantante y empleada de una cadena de gimnasios, que denunció a Billiris un episodio de abuso sexual perpetrado en 2012 y acusó a un cómplice de esa situación, que resultó Mercado. Esas investigaciones también llevaron a la imputación contra Rosenthal.

Tras las pruebas que se reunieron en el debate oral, que empezó el 8 de noviembre pasado, el fiscal Colombo aseguró que existen evidencias que permiten determinar que Billiris quiso matar a golpes a Belén Torres. También habló de un patrón común en donde el acusado ofrecía empleo a sus víctimas y en donde la mujer aparecía como un instrumento variable e intercambiable.

SEGUÍ LEYENDO

Persecución en la autopista 25 de Mayo: un delincuente se lanzó de  un puente para escapar y murió

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here