El gobierno argentino le entregó hoy al embajador de Venezuela en Buenos Aires, Carlos Martínez, una nota de protesta y rechazo formal de la Argentina a las elecciones que llevó adelante el domingo pasado el régimen de Nicolás Maduro y, así, tensó aun más las relaciones bilaterales.

Por medio de una carta de protesta entregada por el subsecretario de América de la Cancillería, Leopoldo Sohares al embajador Martínez, la Argentina formalizó su rechazo y “desconocimiento pleno” a las elecciones “fraudulentas e inconstitucionales” de Venezuela.

Según indicaron a Infobae fuentes de la Cancillería, la nota de protesta es una escalada más en la tensión diplomática que viven los gobiernos de Mauricio Macri y Maduro. En este sentido, cabe la posibilidad de que el gobierno venezolano pueda llegar a expulsar al encargado de Negocios de la Argentina en Caracas, Eduardo Porreti.

“Nada se puede descartar y a la Argentina hoy lo que más le preocupa es que se restablezca la democracia en Venezuela“, admitió un alto funcionario del gobierno.

La nota de protesta fue entregada por Sohares a Martínez a las 15 y contempla una queja formal del gobierno argentino ante los comicios venezolanos a los que califica de “inconstitucionales” y ajenos al orden democrático ya que fueron convocados por la Asamblea Estatuyente, que es un órgano creado por Maduro para desterrar el poder de la Asamblea Legislativa. 

El embajador Martínez es un chavista de la primera hora y ya había tenido varios entredichos con el gobierno argentino. De hecho, el año pasado fue citado por la Cancillería tras unas declaraciones que hizo a Infobae donde calificaba de c“insignificantes” las expresiones de preocupación de Macri ante la crisis de Venezuela.

(Reuters)

En la Cancillería se evaluaba la posibilidad de que el encargado de Negocios Porreti pueda ser expulsado de Caracas como ocurrió en las últimas horas con el encargado de Negocios de los Estados Unidos, Todd Robinson, a quien el régimen de Maduro le dio 48 horas para dejar el país.

Porreti trabajó intensamente para buscar una solución y persuadir al gobierno de Maduro de desistir del llamado a elecciones.

“La Argentina y Estados Unidos han estado trabajando juntos en la lucha por el restablecimiento de la democracia en Venezuela con lo que no se descarta cualquier actitud de venganza hacia la Argentina“, resumió un diplomático.

La escalada de tensión diplomática entre la Argentina y Venezuela se profundizó en las últimas horas no sólo por la nota de protesta entregada al embajador Martínez. Más aún: el canciller Faurie fue uno de los impulsores desde la reunión de cancilleres del G20 de elevar los reclamos y quejas contra Maduro tras las elecciones en el foro de ministros que se realizó en Buenos Aires ayer.

A la vez, la Argentina promovió desde el Grupo Lima una nueva queja formal contra Venezuela por las “elecciones fraudulentas” y exigió a Maduro, desde ese foro de 12 países latinoamericanos, desconocer los comicios realizados el domingo donde apenas votó el 17% del padrón electoral de todo Venezuela.

Seguí leyendo:

Jorge Faurie: “En Venezuela no hay democracia y hay vicios dictatoriales”

Mauricio Macri: “En Venezuela no hay más una democracia”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here